lunes, 19 de mayo de 2014

Contra el baremo del concurso de traslados en Galicia


El concurso de traslados convocado este año por la Conselleria de educación de la Xunta de Galicia presenta una novedad tan insólita y como aberrante. En el apartado de antigüedad, computan por igual los años de docencia ejercidos como interino que los ejercidos como funcionario de carrera. Insólita, decimos, porque nunca antes se había aplicado un criterio tan arbitrariamente discriminador; aberrante, porque tal discriminación afecta directamente al colectivo para el cual en principio está pensado este apartado de antigüedad en las bases de la convocatoria de cualquier concurso de traslados en la Función Pública. Desde la Federación de Profesores de Secundaria SPES, entendemos además que tal medida vulnera la normativa básica por la que se han de regir todos los concursos de traslados. SPES quiere manifestar su solidaridad con el colectivo de profesores afectados, a la vez que aplaude su decisión de judicializar el tema mediante la interposición de  los correspondientes recursos contencioso-administrativos. Ante tamaña arbitrariedad, anunciamos todo nuestro apoyo al colectivo de profesores  «NON Ó BAREMO DO CXT»

Para justificar tal arbitrariedad, la Xunta de Galicia aduce su singular interpretación de la Directiva Europea 1999/70 CE, de acuerdo con la cual no se puede discriminar a nadie en función de su condición profesional o cuerpo de pertenencia. Encomiable directiva sin duda, pero que con tan singular interpretación, incurre precisamente de lleno en aquello que se supone que pretendía evitar. Desde SPES no podemos entender como, desde el resto de sindicatos docentes en Galicia, no sólo no se ha hecho nada al respecto, sino que encima se ha desatendido al colectivo afectado.

La participación en el concurso de traslados es para los funcionarios de carrera, condición que se adquiere mediante la superación del proceso selectivo de oposición y la consiguiente fase de prácticas. Al asimilar los cursos trabajados como interino a  los de funcionario de carrera, la Xunta no sólo está vulnerando el RD 1364/2010, sino que discrimina abiertamente a aquellos que superaron las oposiciones con anterioridad a otros que no las superaron hasta más tarde, pero que trabajaban como interinos mientras tanto. Con semejante medida, el funcionario con dos años de antigüedad, pero con veinte de interinaje, pasará irremisiblemente por delante del que tenga 10 años como funcionario de carrera, pero sin interinajes previos.

Tal medida sugeriría en otros ámbitos ocurrencias tales como que, por ejemplo, a la hora de valorar los méritos académicos, el criterio principal fueran los años de permanencia en calidad matriculado en una determinada carrera, una vez obtenido el título, en lugar del expediente académico, con lo cual quien hubiera destinado 10 años para acabar una licenciatura tendría mejor expediente académico que la hubiera obtenido en 5.

No estamos valorando aquí la concurrencia de circunstancias personales que puedan haber incidido en cada caso, ni se está denostando a ningún colectivo ni trayectoria profesional. Que quede eso bien claro. Pero para cualquiera que el anterior ejemplo sea una extravagancia, lo será también esta discriminatoria y aberrante medida impuesta por la Xunta de Galicia. Una medida que, además, puede tener repercusiones posteriores en el mismo sentido con respecto al concurso de traslados de ámbito estatal, ya que, tanto para plazas adjudicadas en el concurso autonómico, como en el estatal concursando desde estas plazas, se crean agravios comparativos que vulneran claramente el principio de igualdad de oportunidades en la concurrencia.

Desde la Federación SPES, reiteramos nuestro apoyo incondicional al colectivo de profesores «NON Ó BAREMO DO CXT» y exigimos a la Xunta la inmediata revocación de esta medida y una nueva convocatoria de concurso de traslados.


SPES

jueves, 8 de mayo de 2014

Comunicado de prensa de ASPES-CL, sindicato miembro de SPES, exigiendo el cese de la Secretaria de Estado de Educación





Tras las recientes declaraciones de la Secretaria de Estado de Educación, Dña Montserrat Gomendio, en las que atribuía el mal estado del sistema educativo a unas hipotéticas políticas de despilfarro en materia de salarios del personal docente, ("La mayor parte de la inversión se ha desviado a reducir la ratio alumno-profesor y a mejorar el salario de los profesores"), la Asociación de Profesores ASPES-CL quiere hacer constar ante la opinión pública y ante el profesorado su absoluto rechazo a tales manifestaciones y su desacuerdo con las mismas, dado que los datos económicos relativos a la depauperación salarial sufrida por el profesorado durante la última década demuestran que tales acusaciones no son más que falacias carentes de fundamento, y se enmarcan en un intolerable ejercicio de desprecio profesional muy característico, por desgracia, de una persona que no deja de reiterarse en el ataque al profesorado de la enseñanza pública.

Después de haber comprobado mediante exhaustivos estudios que el salario de los profesores del sector público no ha dejado de perder poder adquisitivo desde el año 1990 hasta hoy (el porcentaje medio se sitúa en torno al 50% del sueldo actual) y de que algunos colectivos docentes, como los profesores de Secundaria, han tenido que soportar los mayores recortes en sus sueldos de todo el espectro del funcionariado, resulta vergonzosamente falaz y torticero pretender engañar a la sociedad con la idea de que la inversión educativa ha sido equivocada porque se ha dedicado a subir el sueldo de los docentes. Este tipo de estrategias demuestra una falta total de perspectiva y escrúpulos, lo que viene a cuestionar seriamente la capacidad de esta persona para ocupar el cargo que desempeña. De la reducción de alumnos por aula podríamos decir otro tanto de lo mismo y preguntarle a la Secretaria de Estado por el nombre de algún centro escolar público en el que la ratio de alumnos por clase haya descendido en los últimos años, o si  el apelotonamiento de alumnos en las aulas está teniendo buenos resultados en la convivencia escolar y en los resultados académicos.

En ASPES-CL entendemos que, en estos tiempos de profunda crisis educativa y de vergonzosa corrupción económica que vivimos, no resultan ni acertados ni aceptables los diagnósticos basados en la descalificación de unos profesionales que han accedido a su puesto limpiamente, desarrollan su trabajo con honestidad y responsabilidad, y nunca han tenido nada que ver con la situación económica a la que la irresponsable gestión de los dos grandes partidos en los últimos gobiernos nos ha conducido.

En ASPES-CL rechazamos las estrategias basadas en la maledicencia y la falacia como indignas de alguien que ocupa un cargo público educativo tan alto y cuyas presuntas capacidades y desempeño deberían conducirle a declaraciones más lógicas y éticas que vinieran a demostrar el apoyo incondicional que merece la labor de los verdaderos profesionales de la educación, los profesores, que estamos siendo, no lo olvidemos, los únicos puntales que a duras penas sostienen el titanic educativo en plena zozobra.

En definitiva, ante lo injustificable de unas declaraciones encaminadas sólo a ensuciar la imagen de los funcionarios docentes, desde ASPES-CL exigimos el cese fulminante de la Secretaria de Estado de Educación con cargo a su manifiesta incapacidad para entender cuáles, y especialmente quiénes, son los factores responsables del desastre educativo actual y por su indisimulable aversión hacia el profesorado de la enseñanza pública, al que no ha dejado de difamar desde que accedió a su puesto actual.